Cómo acelerar tu Windows: Desfragmenta!

¿Notas que tu sistema Windows está demasiado lento y no tienes idea de lo que es desfragmentar el disco? Es muy posible que entonces que lo que necesites urgentemente sea un proceso de desfragmentación y este tutorial.

A medida que vamos instalando o desinstalando programas, borrando o creando archivos, Windows los va ubicando en el primer espacio libre que encuentra en el disco, y si el espacio es más pequeño que el archivo a grabar, hace como Salomón, lo divide en trozos (fragmenta) y reubica en el primer cluster libre que encuentra. Es un sistema pobre, sin dudas…  pero es una realidad que hay que conocer para entender el porqué al poco de instalar nuestro flamante Windows, empieza a ralentizarse – tanto que a veces se vuelve desesperante – y es que tiene que mirar en diferentes lugares para poder abrir un solo archivo.

Si bien la fragmentación no es la única causa de la lentitud del sistema (otras son poco espacio en disco, troyanos, keyloggers, poca memoria RAM…), es una de las causas más comunes y sencillas de solucionar. Hay que tener en cuenta que la fragmentación se da más comúnmente en el sistema operativo Windows que en otras plataformas donde ocurre a una escala mucho menor.

Pues bien, tenemos entonces que desfragmentar es el proceso de reubicar los archivos en el disco, distribuyéndolos de forma tal que no queden espacios entre ellos. Este proceso mejora la velocidad de acceso del sistema a los archivos, agilizando la navegación por ellos. Existen conceptos más avanzados referidos a la fragmentación que no vamos a tratar en este tutorial, aunque si te interesa profundizar en el tema, puedes comenzar por la Wikipedia.

Sin más demoras, veamos cómo llevar a cabo la desfragmentación de nuestros discos, y si tienes Windows Vista o superior, podrás también hacer que sea el sistema quien se encargue de dicho proceso automáticamente a partir de ahora y lo hace en segundo plano, permitiéndote desentender de este problema tan habitual.

El proceso de desfragmentación

Imagen extraída de la Wikpedia

¡Manos a la obra!

>> Haz click en Inicio > Todos los programas > Accesorios > Herramientas del sistema. También puedes acceder pulsando en “Inicio” y escribiendo simplemente desfra en el cuadro de búsqueda de Windows Vista.

>> Haz click en “Desfragmentador de disco“. Si no eres administrador, te pedirá la contraseña de administrador para poder acceder.

>> Nos encontramos con dos opciones, la de programar una desfragmentación o la opción de desfragmentar inmediatamente.

Si eliges la opción de programar el proceso para cuando te vaya mejor – hay que tener en cuenta que consume bastantes recursos del sistema y puede tardar varias horas-, pulsa en “Modificar la programación” y corrobora que la frecuencia, el día y la hora son correctos, y luego pulsa en “Seleccionar volúmenes” para elegir qué discos quieres desfragmentar.

Si eliges la opción inmediata, pulsa en “Desfragmentar ahora…“, el sistema te preguntará qué discos deseas desfragmentar y se inciará el proceso.

Imagen del desfragmentador de Windows Vista

Nota 1:
A diferencia de los Windows posteriores que no muestran el proceso gráficamente (aunque Windows 7 brinda un poquito más de información que Vista), en Windows XP hay una ventana de visualización de la desfragmentación. Aunque lo que se muestra no es del todo ajustado a la realidad, los archivos de disco fragmentados se ven en rojo, los archivos siguientes en color azul y los archivos del sistema se ven de color verde. El objetivo de la desfragmentación, como habrás adivinado, consiste en eliminar la mayor parte del color rojo.

Si bien pudiera parecer lo contrario por la interfaz sumamente simple que presentan Windows Vista o Windows 7, su desfragmentador es mucho más eficiente que el de XP, y al ser también menos intrusivo consume menos recursos.

Nota 2:
Para poder analizar o desfragmentar un volumen se requieren privilegios de administrador. Para realizar la desfragmentación, debes iniciar sesión como Administrador o como miembro del grupo local Administradores.

Nota 3:
Dado que la desfragmentación puede llevar bastante tiempo dependiendo del tamaño del/los disco/s, el número de archivos, el porcentaje de fragmentación y la disponibilidad de los recursos del sistema), es recomendable analizar los volúmenes antes de desfragmentarlos para decidir si te vale la pena o no ejecutar en ese momento el proceso desfragmentación. También es importante que antes de desfragmentar realices las siguientes tareas:

Desactiva el protector de pantalla.
Cierra todos los programas que tengas abiertos.
Elimina archivos innecesarios con el Liberador de espacio en disco.
Haz un Scandisk.

Nota 4:
Existen programas gratuitos y de pago para realizar el proceso de desfragmentación, pero mi opinión es que el software que incluye Windows brinda bastantes buenos resultados como para no necesitar de la complicación que supone el uso de programas externos.

En el siguiente videotutorial tienes los pasos del proceso completo:

No te olvides de comentar si tienes alguna duda o sugerencia, ni de divulgar este artículo, ¡muchas gracias! 😉

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

3 comentarios

  1. Maestra on Line; digame como desactivar el protector de pantalla ?

    • Suponiendo que utilizas Windows, vas al Panel de control -> Apariencia y personalización o haces click derecho sobre el Escritorio y luego click en “Personalizar -> Protector de Pantalla” (puede variar ligeramente según el Windows que uses).

      Allí encontrarás la opción para elegir el que más te guste, entonces vas hasta arriba del todo, y eliges “Ninguno”. Click en “Aceptar”, y listo 🙂

¡Déjame tus preguntas, opiniones y comentarios!